Almorranas – Resolvemos todas tus dudas

Que son y como curar las almorranas

Para abordar la cuestión de cómo curar las almorranas, empezaremos por ver qué son las almorranas. Existen unas pequeñas venas en la zona ano-rectal que tienden a dilatarse o inflamarse por la presión en dicha zona. Cuando la presión cede o desaparece y estas pequeñas venas no vuelven a su tamaño original, sino que permanecen deformadas por la dilatación o inflamación a la que han sido sometidas, entonces, a estas venas deformadas, se les denomina almorranas o hemorroides.

Como curar almorranas

El tejido submucoso forma parte del área ano-rectal y su función principal es la de retener las heces. En este tejido se agrupa una cantidad importante de estas pequeñas venas, por lo que es la zona más propensa para que inicien su aparición las almorranas. Sus síntomas suelen ser evidentes desde el primer momento de su aparición, por sentirse un dolor característico alrededor del ano, escozor e incluso sangre en las heces. Y éste es precisamente el mejor momento para pensar en iniciar un tratamiento adecuado, pues la afección de almorranas, con el tiempo, si no se tratan sus causas, únicamente tiende a empeorar.

Las almorranas se asocian, principalmente, con esfuerzos prolongados o importantes del intestino, el estreñimiento, carencias significativas de fibra en la dieta y el embarazo.

Las almorranas o hemorroides pueden ser de dos tipos y pueden presentarse en distintos grados.

Se les denomina hemorroides internas si se presentan dentro del canal anal, por encima de la línea pectínea; externas si se presentan fuera, por debajo de la línea pectínea o dentada del conducto anal y mixtas cuando se presentan dentro y fuera.

Las hemorroides internas se pueden presentar en 4 grados:

Grado 1.- La hemorroide se presenta únicamente en el interior del conducto anal, sin que su dilatación y prolapso llegue a sobresalir al exterior.

Grado 2.- La dilatación y su prolapso se prolonga hasta el exterior del ano, sobre todo al defecar, pero se reintroduce de forma espontánea cuando la presión o el esfuerzo cesan.

Grado 3.- La dilatación y su prolapso se prolonga hasta el exterior del ano, casi siempre al defecar, aunque también puede hacerlo por efectuar otro tipo de esfuerzos, y entonces debe ser introducida al interior del conducto anal de forma manual.

Grado 4.- La dilatación y su prolapso se prolonga hasta la parte exterior del ano y ya no es posible reintroducirla a su interior, permaneciendo, por tanto, siempre en el exterior y prolapsada.

Las hemorroides externas se presentan cuando estas pequeñas venas se inflaman, produciendo edemas y coágulos que se localizan bajo la piel que hay justo alrededor del ano. Estas masas suelen ser dolorosas y no deben ser confundidas con prolapsos de hemorroides internas.

Combatir las causas debe ser la parte fundamental de la estrategia de cómo curar las almorranas. Por fortuna, combatir las causas que dan origen a las almorranas es relativamente fácil, por lo que en la mayoría de los casos no es necesario recurrir a intervenciones quirúrgicas. Los remedios caseros, con ingredientes naturales, han demostrado ser altamente eficaces para curar las almorranas, reducirlas y eliminarlas.

Como siempre digo, identificar a tiempo si tienes o no hemorroides, es de vital importancia para poder minimizar las molestias o daños que te puedan causar. Por suerte, existe una solución natural para eliminar tus hemorroides HOY que está testeada y comprobada (ver testimonios reales), y, por desgracia, aún no es conocida por mucha gente. Ya que tu estás aquí en este momento, tienes la gran suerte de poder descubrirla como hice yo, te dejo el enlace a mi opinión honesta sobre el libro "Cura Tus Hemorroides Naturalmente", del doctor Francisco León:





Deja tu comentario!